DISFRUTAR DE LAS ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE

Volver a jugar en el exterior, correr, saltar, montar en bicicleta o simplemente dar un paseo, puede ser un plan de lo más divertido para hacer en familia. Pero además de entretenido, es saludable para fomentar la práctica de ejercicio y muy recomendable para que los pequeños descubran todo lo que la naturaleza tiene para ofrecer.

Si bien la pandemia ha restringido los espacios de distracción, poco a poco nos volvemos a encontrar en plazas, jardines y colegios.

 

Porque sabemos que estos momentos no sólo son de esparcimiento, también es una forma diferente de aprender. Los niños/as observan cómo crecen las plantas, cómo viven los animales, el comportamiento de los insectos, se manchan (que también es una forma de aprender), estimulan sus sentidos, socializan y  comparten con otros niños/as.

 

Por eso, Gran Explorador los anima a aprovechar la llegada del buen tiempo para organizar salidas en familia. Respetando los protocolos como mascarilla en los adultos, distancia social y lavado de manos frecuentemente. Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo por descubrir y es muy divertido.

 

Como hemos dicho otras veces, el ejemplo de los padres es fundamental para que los niños adopten buenos hábitos de vida, y el óptimo clima nos da la oportunidad ideal para educar con el ejemplo, y además disfrutar juntos.

 

Es favorable para su desarrollo intelectual y físico, pero cuando las actividades son compartidas con la familia, lo es también para su desarrollo emocional. Puede parecer insignificante, pero estas pequeñas cosas son las que contribuyen día a día a reforzar el vínculo entre padres e hijos.

 

 

Abrir chat
¿ Necesita ayuda ?