Establecer Límites desde el Amor y el Respeto- Crianza Respetuosa

Que nadie nos enseña a ser padres y madres, o la crianza respetuosa, son conceptos que hemos escuchado miles de veces. Lo que ha significado oír consejos de distintos actores sociales, que en ocasiones  responden más a temas emocionales que científicos.

Crianza respetuosaDe esta forma hemos transitado por las generaciones restrictivas, las permisivas y las que deambularon confusas entre una y otra.

Desde la psicología nos recuerdan que  “la crianza en positivo consiste en educar niños felices, desde el respeto y el amor hacía ellos. fomentando y desarrollando habilidades y capacidades para que se conviertan en un adulto empático, autónomo, comunicativo…”.

Para lograr lo anterior, opinan los expertos, es necesario hallar el punto medio entre la ternura y firmeza, la restricción y la permisividad. Asignando a los pequeños una libertad paulatina en la que ellos comprendan a los demás, respeten su entorno y sepan que sus decisiones conllevan consecuencias tanto positivas como negativas.

Las claves para lograr lo anterior se encuentran en la COMUNICACIÓN.Crianza respetuosa

La comunicación por definición es activa, pero en la crianza positiva se vuelve aún más comprometida: En un artículo de la BBC, la educadora Lua Barros expresa que «Tenemos que hacer que los padres vean a los niños como individuos válidos  y que haya un respeto mutuo».

Para lograrlo, te presentamos estas sugerencias que te ayudarán a comenzar un camino positivo rumbo al mayor éxito de la relación con tus hijos, que incluya los logros integrales de la formación de los pequeños:

1.- Hacer explícito el cariño: En los buenos momentos, decir con claridad “te quiero”, o “te amo”. Y en los momentos difíciles, enfatizar en que las correcciones son desde el cariño.

2.- Están prohibidos los castigos corporales: Aunque hayamos crecido con ellos, no son necesarios y no ayudan en nada a la crianza positiva. A lo mucho harán que los niños nos obedezcan por miedo. Cada vez que sea necesario aplicar una medida disciplinaria piensa en qué aprendizaje obtendrá el niño. Cuando cometa una falta contra otras personas, que la medida sea reparadora del daño.

3.- Escucha: Trata de entender por qué tu hijo actuó de la manera que lo hizo. En ocasiones descubrirás que, aunque fue un accionar equivocado, no existe maldad en sus actos. Esto no lo exime de su responsabilidad, pero ayudará a evitar nuevas actitudes erradas.

4.- Establece límites: Poner límites también es amar, sabemos que las reglas y los límites son necesarios en nuestra vida diaria. Los instintos naturales de tu hijo necesitan una guía que ayude a tu pequeño a respetar las reglas que más adelante, la sociedad le pida cumplir.

5.- Busca ayuda: Vayan bien o mal las cosas, asesórate constantemente. Busca apoyo en psicólogos, Psicopedagogos y especialistas. En el Colegio Gran Explorador contamos con un departamento Interdisciplinario, así como actividades que te darán herramientas para fortalecer la crianza positiva de tus niños

 

 

 

Sigue nuestras redes sociales 

Facebook > @ColegioGranExplorador

Instagram > @GranExplorador

 

Más contenidos para las Familias AQUÍ 

Comportamiento Hiperactivo ¿Cómo manejar la excesiva inquietud motriz?

Familia y Asistencia, nos seguimos conociendo